MI PEQUEÑÍN

Sí, ya sé que llamar “pequeñín” a un Schnauzer Gigante suena raro. Pero Don siempre fue mi pequeñín. El que sentía adoración por mí, el que pasaba de la disciplina y de María santísima cada vez que me veía entrar por la puerta de su casa, presa de un ataque de alegría. El que me aplastaba con sus ataques de mimos. El gigantón atolondrado que era todo cariño para sus dueños y para mí.

Hoy mi pequeñín se ha ido y antes de que le pusieran la inyección ya le estaba echando de menos. Te querré siempre, Don.

don2

don


7 respuestas a MI PEQUEÑÍN

  1. Carabiru dice:

    Lo siento.
    Es muy duro perder a un compañero, y cuando es tan fiel como un buen perro, más todavía.

    Un abrazo.

  2. finnegan dice:

    jo, lo siento mucho. queremos mogollón a nuestras mascotas, pero suelen vivir menos que nosotros, y cuando llega el día en que se tienen que marchar, se nos encoge algo por dentro…😦

  3. Don dice:

    Te quiero gordito.

  4. Apsar dice:

    BUUUU…. ¡No quiero ni pensar si algún día le pasa a la SIRA de mis amores…
    Besines guapa

  5. Ruth dice:

    Lo siento tanto, tanto…,. Nala, mi perra, tiene trece años y se multiplican sus achaques. No quiero ni imaginar cómo será todo cuando ella no esté. Muchos besos, Glen.

  6. Pisuka dice:

    Don estará ahora en el cielo de los perros, que está lleno de salchichas y campos verdes para correr. Y el cariño que repartió en vida seguirá latente en los que le conocieron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: