LOCOS EN MI VIDA UVE-PALITO-PALITO (USÉASE, VII)

EL HOMBRE QUE TE JODE LA NOCHE (PERO EN BROMA PORQUE ERES MUY MAJA)

Glenclous salió de su casita cierta noche de abril, con la intención de cenar con un amigo que había conocido recientemente. Ese fue el primer error. Cuando llegó al lugar de la cita comenzó el desastre. Al parecer el buen señor, tras leer parte de este blog llegó a la conclusión de que Glenclous era una loca que sólo sabía hablar de sexo y contar chistes, así que decidió hacérselo saber a lo largo de la noche de la manera más jocosa posible. Y cuando digo “a lo largo de la noche” quiero decir que estuvo interrumpiendo sistemáticamente cada una de las conversaciones de Glenclous a la voz de: “Tú eres una guarra, ¿no?”. Y cuando digo “de la manera más jocosa posible” quiero decir que se moría de risa de su propio chiste cada vez que insultaba a Glenclous.

-Pues me estoy leyendo un libro que…

-Oye, qué guarra eres. Jajaja, qué gracia tengo.

……….

-Ayer me compré unos zapatos de color…

-Tú eres muy guarra, ¿no? Jajaja, qué risa.

……….

-Tengo planeado viajar a…

-A algún sitio donde haya tantas guarras como tú. Jajaja, no te molestarás, ¿verdad?

……….

-Pues ese día fue muy triste porque…

-¿Porque eres una guarra? Diosssss, qué risa me da, ¡Y qué guarra eres!

En fin, que aunque Glenclous tenga sentido del humor y conteste con salero a la bromita, a partir de la quinta ya dejó de hacerle gracia. Y a partir de la vigésima ya tenía las narices oficialmente hinchadas. El segundo error consistió en que, por aquello de ser cortés y no largarse directamente, decidió tomarse una copa rápida tras la cena y ahí la terminó de fastidiar.

-Oye guarra, (jajaja, qué guasa tengo), vamos a pillar coca a un bar que conozco.

-Por enésima vez, ya vale con la bromita porque ya no me hace puñetera gracia. Y pilla lo que quieras, pero yo paso.

-Venga mujer, un gramito de nada entre los dos. No seas… ¿Cómo decírtelo? ¡GUARRA! jajajajaja.

-Mañana madrugo y tengo que tener buena voz a las 8 de la mañana, así que me tomo un zumo y me voy. Además no siento ninguna curiosidad por saber de qué modo me vas a insultar cuando además de borracho estés drogado.

-Juaaaaas, tía, me encanta tu sentido del humor. Vengaaaaaa, que es broma. Un gramitoooooo, porfiiiiii.

-No, y si sigues así, ni copa ni leches. Me voy ahora mismo y ahí te quedas.

-No, por favor, no te vayas. Es que me encanta el placer de tu compañía. Siento parecer grosero, pero de verdad que son bromas porque me encanta tu sentido del humor.

Tercer error de Glenclous: No mandarle a la mierda en ese instante y acceder a quedarse. Entraron en el bar y él cambió de broma: De llamarla guarra pasó a insistir en el temita del gramo. Cuando vio que por ahí no iba a conseguir nada, confesó que lo que le ocurría era que le faltaban 30 € para financiarse el esnifable y pretendía que Glenclous ejerciese de socia capitalista de su nariz.

-Porfaaaa, préstame dinero…-pisotón a Glenclous-. Jajaja, qué gracioso soy.

-No, y te estás pasando.

-Pleaseeeeee, déjame y tú te quedas con la mitad el material-agarrada del escote para que todo el bar viese lo que había debajo-. ¡Mira qué escotazo llevas, guarra, juasjuasjuas!

-Me estás tocando ya mucho las narices. Y por cierto, deja mis tetas tranquilas

-Mujer, si es broma, qué poco sentido del humor tienes. Además soy gay, ¿qué más te da? Vengaaaaa, déjame dinerooooo.

-Gay o no, las enseño cuando quiero y a quien quiero y ni este es el momento ni tú eres la persona a quien me apetece enseñárselas, así que déjalas tranquilas.

-Jajaja, qué divertida eres. Vale, perdona-pellizco en el brazo-. Déjame pastaaaaa, por favoooor.

-Hasta aquí hemos llegado. Me voy a casa.

-No, me voy a casa yo, que eres una antipática y no quiero pasar más tiempo contigo. Será borde la tía esta…

Así que se levantó, cogió su abrigo y se fue todo digno para no volver. Y Glenclous se fue a su casa con un cabreo tremendo, no por el idiota al que había aguantado, sino consigo misma por no haberle mandado a la mierda después del tercer “eres una guarra, pero te lo digo en broma”.

A la mañana siguiente, Glenclous recibió un correo electrónico lleno de risas y buen humor en el que el buen señor agradecía la fantástica noche que había pasado. Y ella se quedó mirando el moratón de su brazo que le había quedado de los pellizcos de broma, los zapatos manchados por los pisotones de broma, la camiseta con la tela estirada en el escote de broma, y se preguntó dónde van las hostias que deberíamos haber dado y nunca dimos. Algunas veces eso de ser educada es una mierda.

Anteriormente en LOCOS EN MI VIDA…

EL HOMBRE DEL ESPERMA SALTARÍN

EL BIBLIÓFALO

EL HOMBRE DE LAS BOLAS SALTARINAS

EL TÍO QUE TODOS DESEAMOS TENER

EL VENDEDOR DE COCHES

EL HOMBRE QUE SE VOLVIÓ MUJER AL ENCONTRAR LO QUE BUSCABA

12 respuestas a LOCOS EN MI VIDA UVE-PALITO-PALITO (USÉASE, VII)

  1. Carabiru dice:

    OH! qué tío tan gracioso!
    Debería haberse planteado presentarse al rey de la comedia!!!

    ¬¬

    Vaya personaje… dime que le contestaste como merecía al mail.

    Mira, ahora ya lo sabes, y a la próxima no mandas hostias a un lugar desconocido, porque te vas antes.
    🙂

  2. Belén dice:

    Oh que gilipollas!!!!

    pero no se lo dejaste claro, porque me hubiera hartado de decirle que es un gilipollas, pero de buen rollo, ya entiendes…

    Y tienes razón, eso de ser educada es una mierda!

    Besicos

  3. eme de gato dice:

    Dios mío, no puedo creer que aguantases todo eso!

  4. Glenclous dice:

    Carabiru, le contesté como se merecía: no contestándole. Me hubiese quedado más ancha que larga si le hubiese soltado todo lo que pensaba, pero dado que él se lo había pasado tan bien (hay que joderse), cabía la posibilidad de que ni se enterase. Además consideré que hay gente que no merece siquiera el esfuerzo de escribir unas líneas.

    Belén, la verdad es que hubiese sido de lo más liberador soltarle cuatro frescas. Pero a estas alturas, ¿pa qué?

    Eme de gato, ni yo me lo creo recordando toooda esa cita. Wellcome!

  5. Aurë dice:

    Ese tío es un auténtico gilipollas. Yo al primer toque de teta, GALLETA. Ni buen rollo ni gaitas. Una hostia delante de todo cristo para que después se ponga a pasar la gorra, a ver si recauda para farlopa. Menudo imbécil…

  6. Sensai dice:

    Jo Glen, eres una santa! Me has recordado a un tío con el que quedé y le olía el aliento que tiraba patrás. Yo que soy poco sufrida, en cuanto lo percibí (y fue muy pronto), ya fui preparando la escapada.

    Y el tío pretendía besarme! Amos hombre … no entraría a un baño que oliese así, como para hacerlo en tu boca!

    Un besazo, guapa!!

  7. Glenclous dice:

    Aurë, es lo que debería haber hecho, y de ahí el cabreo conmigo misma. No te he visto “por ahí”, así que supongo que ya estarás de vacaciones. Disfrútalas mucho, bro!

    Sensai, sielos… qué experiencia más terrible… además tú que tienes el olfato tan sensible, pobrecilla!!

  8. vegetable man dice:

    nadie aguanta tanto.

  9. Glenclous dice:

    Vegetable man, desgraciadamente no tienes razón. Me tragué todo eso y alguna cosilla más. La de aguante que tiene el ser humano… Eso sí, en futuras ocasiones, pobre del que se pase medio pueblo, porque la paciencia se me terminó toda ese día. Bienvenido, por cierto😉

  10. martina dice:

    Dios mío que horror. Espero que al mail ni contestases.

  11. Buenos días a tod@s. Nuevamente pegado al ordenador, por desgracia, los próximos doce meses, pero contando, por suerte, con espacios como este, para pasar un buen rato y reimr un poco.
    ¿A quién se le ocurre, Glenclous?. Perdona el símil😉 pero cuando una almeja (o una ostra) huele mal, se devuelve, no sea que pilles la diarrea del siglo; y te lo digo como gran aficionado a la buena mesa. Uno, que ya es mayor, por preferir el centollo del Cantábrico a la almeja fina😉 que gusta de una buena conversación y una excelente compañía; uno, en fin, que no comulga con las drogas y valora el sexo -creo- que en su justa medida, no deja de sentir una manifiesta repulsión por ciudadanos como el que nos has descrito, con escasos recursos dialécticos, mala educación, una idea equivocada del sexo y además, drogadicto. Aguantaste demasiado.
    Te aseguro que una de las primeras cosas que hice al volver de vacaciones fue escuchar la muestra de voz… que voz😉😉😉
    Perdonad el rollo y un saludo a todos.

  12. Por cierto, las sandalias muy bonitas. No soy fetichista, pero me encantan los zapatos -de hombre y de mujer- los zapatos bonitos, quiero decir, o al menos, bonitos para mi.
    Más saludos al blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: