PUTA TOS

Lo chungo de no haber estado enferma nunca, es que cuando te pasa algo ya crecidita, te pilla por sorpresa. Soy una quejica, lo se, pero teneis que quererme así. Jamás había tenido nada que no se fuese al segundo día de antibiótico y con esto ya llevo cerca de un mes. No es para tanto, pero mecagonlapús, qué fastidio. En las últimas semanas mi vida se reduce a levantarme por la mañana y:

a) La pastilla protectora estomacal. Azul y naranja, monísima. Sin esa pastilla, no podría tomar más pastillas. Incoherente.

b) Sobres antibióticos. Se me olvidó suplicarle al médico que me diese el antibiótico en pastillas. Odio los sobres. Los ultra-odio. Los requete-odio. Huelen ¿bien? y saben fatal. Empalagosos hasta decir basta. De pequeña se llamaban Ardine y querían saber a naranja, aunque recuerdo un intento de darles sabor de cocacola. Odio más la cocacola, imagínense qué trago.

c) El antihistamínico. Pequeñita y blanquita. Fuera de mi, malditos mocos malos!!!

d) El jarabe para la tos. Rojo. Pringa el vasito medidor que da gusto. ¿Dónde están las cucharas de plástico para jarabe de cuando era pequeña? Las echo de menos. Cerrabas bien la boca al sacar la cuchara y salía relativamente limpia, pero con estos chupitos de plástico tienes dos opciones: o dejar un montón de jarabe en el fondo, lo cual significa que te dejas media dosis, o liarte a lenguetazos con el fondo de vasito, lo cual es una guarrada y bastante ridículo. Ya llevo tres marcas distintas y este último quiere saber a fresa pero después de un mes de tragativos me sabe a puagg. Además después de innumerables chupitos de expectorante y codeína sigo tosiendo. ¿Seré yo o estos jarabes son una broma macabra de mi médico?

e) El chute de inhalador para el asma. Chica, es que si no respiro me noto un nosequé aquí, como si me muriese. Casi mejor respirar, ¿no?

f) Me da la tos y me duele la cabeza horrores. Un nolotil o un paracetamol. Rojo y blanco, respectivamente. Son los únicos que hacen su trabajo en un momentín. Duda: ¿Cómo sabe la pastilla dónde me duele para dirigirse allí?
g) El protector estomacal no puede con tanto y me duele el estómago: Almax. Hay dos opciones:
*El sobre cuyo contenido más vale no mirar porque me recuerda a determinado fluído humano. Más todavía cuando después de mirarlo, lo pruebas y sabe a menta.
*Las pastillas chupables, que te obligan a mantener ese sabor entre sacarina y menta artificial hasta que se disuelve.

Debería inventarse la gastronomía farmaceútica. Ferrán Adriá podría inventar la espuma de toseína al aroma de jabugo. O la bocanada de ventolín al perfume de ajo tierno. O mejor, que venga Darío Barrio a mimarme un poco, que estoy enfermita.

10 respuestas a PUTA TOS

  1. neelam dice:

    OOOOOOhhhhh… Cuanto lo siento Glen, tú… malita… de recibir cuidaditos y cariñines… Si lo hubiéses dicho antes cojo mi escoba mágica y me presento “itso facto” para cuidarte.
    Tengo una amiga íntima que es profe de no se qué “zarandajas yóguicas” que sabe remedios naturales, te explico:

    1) Para las toses, enfriamientos y demás virus: Zumo de cebolla cruda que puedes hacer en la licuadora. Lo tomás de un trago y rápidamente te metes en la cama a sudar.

    2)Como el zumo de cebolla cruda es muy potente y puede alterar estómagos delicados, como protector hay que tomar antes infusión de melisa bien cargada para relajar las paredes estomacales.

    3)Posología:
    Un vaso grande cada seis horas.

    4) Contraindicaciones: Estomágos delicados y no acercarse en un mes a nadie que tengamos afecto.
    Te puedes acercar a tu peor enemigo y quitártelo de encima en un vaho. AAhhhhh…..

    5) Mano de santo/a en dos días curada de catarros y de malos virus de todo tipo.

    ¡¡¡No es coña¡¡

  2. Glenclous dice:

    Gracias, Neelam, te lo agradezco en el alma. Ya me dijiste lo de la cebolla y lo puse en práctica en versión caldo, pero hace unas dos semanas que aparté los viruses malos de mi. Tanto la tos como el asma que me tienen frita son alérgicas. Algún lado malo tenía que tener el jardín de mi presiosa casa.

    Te tero, Neelam.

  3. Tamaruca dice:

    Ays, no quería reírme pero… jajajaja, esque te imagino dando lengüetazos al vasito de jarabe y me muero.

    En fins, ya sabes que soy de siempre adicta al jarabe de manzana (para poder hacer cacotas) y al ardine (he tomado tanto que no distingo un zumo de naranja de un ardine o de un clamoxil).

    ¿Las cucharillas esas que tenían cuchara (valga la redundancia) por los dos extremos, son las que utiliza la gente para tomar el sol, no? El plan B es beber a morro. Así los virus se quedan en todo el frasco de jarabe y se retroalimentan. ¿Y lo del pañuelo en la garganta, arcilla azul y a dormir? Así evitas tantos medicamentos… Qué rollo, a ver si se te pasa pronto, jo.

    Un mmuaaaaaaa bien fuerte :*

  4. martina dice:

    Yo tuve alérgia a los ácaros (esos bichitos del polvo que siempre salen tan feos en el microscópio). Eso si a la tierna edad de 2 años. El inhalador era más grande que mi boca y lo de aspirar como que no funcionó. Me pincharon con unas agujas que recuerdo como banderillas. Y al final unas “pildoritas” homeopáticas hicieron que llenase el baño de una especie de blandiblú que estaba dentro de mi cuerpo. No me quedaron secuelas a excepción de un extraño sonido que puedo reproducir cuando imito al perro risitas.

    Ponte buena please!!!!!! Mañana vamos al cine!!!!

  5. Daniel dice:

    Ja, ja, ja… Muy bueno lo del “Almax”… Sabor a menta, ¿eh? A mí nunca me falta una cajita en casa: soy de estómago hipersensible y, ahora en verano especialmente, cualquier cosa que coma, me sienta mal. Por cierto, ¿será cosa del Almax esta excitación que me invade en la época estival? B-SOS, Glen, y que te mejores pronto, mi niña.

  6. Aurë dice:

    ¿Alergia dices? Tengo para repartir: polvo (no vale el chiste fácil…), pelo gatuno, gramíneas y ácaros.

    Se me desarrolló a partir de los 14 años, más o menos. Mis padres dicen que es de la época en que, siendo yo un bebé, y hasta los 4 años, vivimos en un pueblecito de Guipúzcoa, con refineraría de Repsol. Por lo visto, de noche ponía los pelos de punta asomarse a la terraza y escuchar y ver las chimeneas soltando mierda a punta pala.

    P.D.: Si alguna vez me queréis hacer un regalo, por favor, que no sea una botella de Gel de avena, que una vez no me di cuenta, y casi metamorfoseo en plan kafkiano…

  7. LOLA GRACIA dice:

    Me ha hecho mucha gracia tu nick Glen…la verdad es que los medicamentos están horribles. Estoy con Nelam en remedios caseros pero…mira, si tienes infección, nada como los antibióticos…

  8. martina dice:

    Yo creo que el polvo, la primavera, los acaros y la polución mezclados (y más en Madrid) hacen un mejunje tal que gracias a dios sólo produce alergias (vamos en un frasquito el cianuro debe ser agua clara de manantial a su lado)

  9. Glenclous dice:

    Ains, Tamaruca: recuerdo esos días en Torredembarra donde compartíamos el ardine en el desayuno. Yo intentaba darte el mío porque me repugnaba y tú encantada de la vida. Pero allí estaban nuestras madres para impedir el fantástico trueque. Qué tiempos.😉

    Martina, lo del blandiblú (ahora la joventú lo llama flubber, lo que son las cosas) es cierto. Habré expulsado litros y litros en las últimas semanas. Y de varios colores!!! Ante todo variedad cromática, faltaría plus.

    Daniel: a partir de ahora cuando te tomes un almax acuérdate de mi, jajaja. En cualquier caso, esa excitación estival no debe ser desaprovechada. Ánimo y a la caza!!!

    Aurë: poesito, con tanta alergia mala. Lo de la refinería no se si es que te causó la alergia, o es que tanta contaminación se cargaba los alérgenos. Claro, al alejarte de tanta partícula petrolífera en suspensión tu organismo se tuvo que enfrentar al polvo, los ácaros, gramíneas y demás lindezas sin ayuda. Vuelve junto a la refinería, allí está la solución!! 😄. Pd: Tranquilo, si te hago un regalo será una buena botellita de Somontano. El gel de avena no marida ni con carne ni con pescado.

    Lola: Wellcome a este nada humilde blog (pa qué nos vamos a andar con tonterías). Tienes razón. No hay nada como el justo equilibrio entre el remedio natural y el químico. Cada uno a su tiempo.

  10. Glenclous dice:

    …y por cierto…

    ¿¿¿NADIE ME VA A TRAER A DARÍO BARRIO???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: